Volcán Turrialba tiene el objetivo de reunir la información generada por diversas instituciones que realizan permanentemente el monitoreo del volcán, dada la presencia recurrente de erupciones de ceniza volcánica y las afectaciones relacionadas.

La estación meteorológica del IMN brinda los datos en tiempo real, de tal manera que se pueden conocer, entre otras cosas,  la temperatura ambiente  así como la dirección de donde proviene el viento y su velocidad.

La tabla de vientos en cuatro niveles atmosféricos válida para siete días permite prever el comportamiento del viento para efecto de estimar la dirección  de una erupción de ceniza. Esta información se actualiza dos veces por semana.

La cámara de vídeo del OVSICORI –con líneas superpuestas que muestran diferentes niveles en kilómetros sobre el nivel del mar- además de monitorear permanentemente la región en estudio se puede determinar la altura que alcanza la pluma eruptiva.

Se muestran los resultados de los modelos de dispersión generados tanto por el IMN  como por la Universidad Nacional. El primero es el modelo de la NOAA llamado HYSPLIT y, el otro, es de alta resolución espacial, por lo que indica los lugares  del país en donde precipitaría la ceniza. Ambos mapas se actualizan dos veces al día. Estos resultados tienen una incertidumbre inherente al proceso mismo de modelación, por lo que los mismos pueden mostrar diferencias importantes con la trayectoria real de la ceniza o los lugares donde se deposita, por lo que su manejo siempre deber interpretado por un especialista en el tema

Datos de la Estación Automática del Volcán Turrialba

Estación del Volcán Turrialba

Click sobre la imagen para ver en tiempo real


Tabla de vientos (km/h) en cuatro niveles de la atmósfera

Tabla de vientos