« Atrás

Comunicado Prensa 2018 12101120

dic

10

Condiciones ventosas este inicio de semana

Los altos valores en la presión atmosférica sobre Centroamérica y el Mar Caribe, provocados por el tránsito del empuje frío #8 por el norte de la región, ocasionan vientos alisios fuertes sobre nuestro país; particularmente en el Pacífico Norte, Valle Central y las cordilleras. Hasta el momento se han registrado velocidades entre 40-72 km/h en el Área Metropolitana y Guanacaste. Además, de lloviznas en las montañas del Caribe y del Valle Central, así como un descenso en las temperaturas diurnas en Cartago, Heredia y San José.  

Se anticipa que esta condición se mantenga alta hasta el miércoles; dándose un  máximo en las intensidad de los vientos alisios para el martes; se esperan ráfagas entre 60-85 km/h en el centro y norte del país, los valores mayores en Guanacaste, en las montañas de Tilarán y en la Cordillera Volcánica Central. Además, se percibirá ventoso en la zona de Puntarenas, Golfo de Nicoya y península asociada, así como en  las partes bajas del Valle Central, en menor medida para la cordillera de Talamanca y cercanías.

Aunado a ello, tenemos una masa de aire seco dominando la región, por lo tanto, el comportamiento de las lluvias es y será muy aislado; con lloviznas en las montañas del Caribe y partes altas de la GAM, las cuales ocasionalmente alcanzan el norte de Heredia, a Cartago y San José; así como temperaturas frescas en la capital, máximas entre 19 y 23°C, estas temperaturas tienden a aumentar durante el martes.

Es posible que en el periodo nocturno se presenten chubascos aislados en el Caribe Norte y Zona Norte, pero manteniéndose con bajos acumulados, se esperan entre 5 a 25 mm en periodos de 24 horas.

Debido a lo anterior, el IMN recomienda:

Extremar las precauciones por vientos fuertes y su posible afectación de techos, cableado eléctrico, rótulos, árboles; así como en las partes montañosas del país (parques nacionales, volcanes).

Precaución a las embarcaciones por mar picado en el Pacífico Norte y el mar Caribe y a la navegación aérea por turbulencia en los sectores montañosos.

Evitar quemas de todo tipo ya que pueden salirse de control.