Por: Luis Fdo. Alvarado
lalvarado@imn.ac.cr
Departamento de Climatología e Investigaciones Aplicadas


Todo estudio científico de la atmósfera supone, ante todo, de datos meteorológicos precisos. Nuestros sentidos y principalmente la vista y el tacto nos permiten estimar un gran número de observaciones. Por ejemplo, podemos observar la cantidad de nubes presente en el cielo o determinar la dirección del viento por el movimiento de las hojas o una columna de humo. Estas observaciones se denominan observaciones sensoriales.


Sin embargo, nuestros sentidos no bastan y tenemos que recurrir a los instrumentos. Por ejemplo, aunque una persona puede determinar si la presión atmosférica está subiendo o bajando, no puede saber el valor exacto de la misma, para lo cual es necesario consultar a un instrumento. En este caso, las observaciones se llaman observaciones instrumentales.

Los elementos que se miden con ayuda de los instrumentos son los siguientes:

  • Duración de la insolación o brillo solar.
  • Temperatura del aire, del agua y del suelo.
  • Presión atmosférica.
  • Humedad.
  • Velocidad y dirección del viento.
  • Altura de la base de las nubes.
  • Cantidad de lluvia.
  • Cantidad de evaporación.
  • Radiación solar.


La calidad de los datos en la medida de los elementos meteorológicos, depende de la instalación de los instrumentos. La elección del emplazamiento de los instrumentos deberá ser tal, que sea representativo de las condiciones del medio que le rodea, por lo tanto, será necesario evitar toda influencia inmediata de árboles o edificios, fuertes pendientes o cimas.

Los instrumentos meteorológicos para fines científicos, deben cumplir los siguientes requisitos: regularidad en el funcionamiento, precisión, sencillez en el diseño, comodidad de manejo y solidez de construcción.

De acuerdo con el modo de realizar la lectura, los instrumentos meteorológicos se pueden dividir en dos categorías fundamentales: instrumentos de lectura directa y aparatos registradores. Los primeros son más precisos, pero cada medida necesita una lectura. Los segundos se refieren a instrumentos en los cuales el movimiento de las partes móviles se amplía por palancas, que actúan sobre una plumilla que inscribe sobre una banda de papel arrollado alrededor de un tambor movido por un mecanismo de relojería. Estas bandas están graduadas para poder determinar la hora exacta de cada punto de la curva registrada.

A continuación documento (s) relacionado (s) con este importante tema: